El Banco de Alimentos de Zaragoza

El 21 de Junio de 1994 nace la Asociación Banco de Alimentos de Aragón, creada por un grupo de zaragozanos. El 19 de Noviembre de 2002 pasa a ser Fundación Banco de Alimentos de Aragón, quedando inscrita en el Registro de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Aragón con el Nº de Registro 137(I). Posteriormente, el 19 de Marzo de 2012, cambia su denominación a Fundación Banco de Alimentos de Zaragoza, al constituirse Huesca como Asociación Banco de Alimentos de Huesca.

El Banco ha tenido distintas ubicaciones en Zaragoza: C/ Porcell, Pso. de la Ribera, C/ Ruiz Picasso y Mercazaragoza, donde ocupa actualmente una nave de 900 m2 cedida por Mercazaragoza, y otra nave contigua de 900 m2, en régimen de alquiler, que dispone de cámaras frigorífica y congeladora.

Es una Fundación sin ánimo de lucro y basada en un voluntariado aconfesional y apolítico.

La labor del Banco es obtener alimentos por distintas vías, y hacerlos llegar a Entidades que, o bien los reparten a su vez a familias necesitadas, o los utilizan en sus comedores sociales. El Banco no entrega alimentos directamente a particulares.

Los alimentos llegan al Banco provenientes de fabricantes, productores y distribuidores, de mayoristas de Mercazaragoza, del FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria), del FEAD (Fondo europeo de ayuda a los necesitados), y de particulares. De estos últimos, mediante colectas en centros comerciales, centros de trabajo, colegios, etc…o incluso entregándolos directamente en el mismo Banco.

Las Entidades receptoras son centros asistenciales ubicados en la provincia de Zaragoza y reconocidos oficialmente.  La entrega de los alimentos se hace en las instalaciones del Banco, siendo diaria para algunos comedores sociales, y semanal, quincenal o mensual para otros centros, según sus necesidades.
En 2016 se entregaron  alimentos a unas 215 Entidades, y a más de 40 Bancos de Alimentos en toda España, con más de 3.700.000 Kgs. repartidos.

Para cubrir los gastos de su estructura, el Banco recibe donaciones económicas de particulares, subvenciones del Ayto, DPZ y DGA, así como de algunas Entidades Bancarias y Empresas, directamente o a través de la FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos).